TRX: Un entrenamiento de élite al alcance de todos

Clase de TRX de Inmaculada Guerra en Cai-Club

El TRX no es una novedad para muchos. Esta disciplina de entrenamiento, inventada por Randy Hendrick, está cada vez más extendida. La fácil colocación del material necesario y su versatilidad han hecho del TRX una opción cada vez más popular entre quienes quieren ponerse en forma de una manera saludable y eficaz. Sin embargo, muchos aún no saben en qué consiste exactamente ni qué beneficios aporta. Nuestra monitora, Inmaculada Guerra, nos lo explica.
Vayamos por partes. Esas “bandas elásticas con asas” que cuelgan del techo de las instalaciones del Cai-Club no son, en contra de lo que algunos piensan, un instrumento de tortura. Muy al contrario, se trata de los dispositivos de musculación utilizados en las clases de TRX para el entrenamiento en suspensión. Pero, ¿en qué consiste el entrenamiento en suspensión? Durante el ejercicio las manos o los pies se sostienen habitualmente por un solo punto de anclaje, y el extremo opuesto del cuerpo permanece en contacto con el suelo.
Una de las principales ventajas con respecto a otros tipos de entrenamiento tradicionales es que los movimientos se realizan en varios planos, en lugar de hacerlos apoyados en el suelo o en una máquina. De esta forma podemos hacer movimientos más reales, similares a los que se llevan a cabo en diversos deportes. Para entendernos, si usáramos términos cinematográficos, el TRX sería el 3D, mientras que los entrenamientos tradicionales se reducirían a las dos dimensiones.

Otra pregunta habitual es quiénes pueden hacer TRX. La respuesta es sencilla: todas las personas de todas las edades, ya sean deportistas de élite o usuarios que se recuperan de una lesión. La utilización que el monitor haga de factores como la inclinación hace que la intensidad sea menor o mayor, lo cual permite que sea adecuado tanto para deportistas de alto nivel, como para personas poco acostumbradas a entrenar. La intensidad se puede incrementar poco a poco, según la condición física y objetivos de cada usuario.
Es el complemento perfecto para ejercitar la musculación, así como para desarrollar el equilibrio, la resistencia, la potencia, la coordinación y la flexibilidad. No hay máquinas grandes y pesadas porque no son necesarias, trabajamos con el peso de nuestro propio cuerpo.
“El TRX”, comenta Inmaculada Guerra, “no sólo sirve para estar en forma, también se utiliza en las rehabilitaciones de personas que han tenido algún tipo de lesión o para corregir, por ejemplo, la escoliosis”. “Hay algunas personas”, añade, “para las que la natación, que es un ejercicio estupendo, no está recomendada”. Hay, en efecto, personas que padecen alergias o procesos asmáticos que no toleran el cloro, y el estilo braza está desaconsejado para quienes tienen problemas lumbares, reúma, problemas cervicales o hernias discales. Este grupo de personas ahora tiene una alternativa segura y eficaz con el TRX.
Es en este punto donde hay que ser cautos. Es cierto que una de las principales ventajas del TRX es que es posible realizarlo prácticamente en cualquier parte en la que haya un lugar en el que enganchar los dispositivos. Sin embargo, para una correcta ejecución es más que recomendable la supervisión de un monitor especializado. Esa supervisión no es sólo recomendable, sino imprescindible en los casos en que se utilice el TRX como terapia o rehabilitación. La monitora recalca que los fisioterapeutas lo recomiendan cada vez más para una rápida y correcta recuperación de las lesiones, así como para el fortalecimiento de la musculatura en problemas articulares y/o de columna
Fran Carrascal, fisioterapeuta de Fisiobahía especializado en el tratamiento de lesiones deportivas, insiste en la importancia de que el programa de ejercicios se adapte a cada lesión. “Esto es como todo”, afirma, “hacer ejercicio es muy bueno, pero en una rehabilitación hay que saber qué zona está dañada para no perjudicarla aun más y cómo trabajarla para reforzarla progresivamente”. Por ello, en estos casos hay que seguir tanto las indicaciones previas de nuestro fisioterapeuta como las de nuestra monitora, que tiene los conocimientos y la experiencia para sacar el máximo partido del entrenamiento.

Aunque las clases se imparten en grupo, son personalizadas, ya que nuestra monitora hace un seguimiento continuo de sus alumnos para adaptar el entrenamiento a sus aptitudes y capacidades. Los que lo han probado aseguran que las agujetas de los primeros días merecen la pena con creces porque los resultados se notan y en poco tiempo. “Lo que más me llamó la atención cuando empecé fue que era muy original, algo diferente a lo que había hecho hasta ahora”, afirma María José Saucedo, una de las alumnas. Destaca además que el TRX “ayuda bastante a tonificar y endurecer tu cuerpo” y que los resultados “se notan en muy poco tiempo”, así como el buen ambiente de las clases.
Sonia M. Mancilla ha comenzado a practicar esta modalidad en Cai Club después de haber perdido 15 kilos. Sostiene que el TRX le resulta especialmente útil para marcar y trabajar, “focalizando en las zonas que Inma considera necesarias para tonificar un cuerpo en un proceso de cambio”. “Da mucho resultado y muy evidente”, continúa Sonia, “aunque al día siguiente te acuerdas de una ‘personal trainer’ simpática cuyos comentarios te marcan una sonrisa en la cara con solo recordarlos”.
Ana, otra alumna, resalta que se trata de un deporte completo “en cuanto a actividad” y los beneficios que el TRX le reporta en su vida cotidiana. “Paso muchas horas sentada por mi trabajo y llevo tacones y con el TRX consigo fortalecer todo mi cuerpo, en especial la espalda y las piernas, que son las que más sufren por mi trabajo”, dice. “Me alegro de haberme iniciado en esta nueva aventura, es muy positivo; además, el ambiente que se respira en el club es sano, tanto porque se practica deporte como por las personas que lo frecuentamos…Algunos somos prncipiantes, pero con ganas de avanzar y entusiasmo, algún día lo conseguiré”.
Si alguien piensa que no parece lo suficientemente potente, que no se engañe. El TRX surgió para entrenar a Los equipos Mar, Aire y Tierra de la Armada de Estados Unidos (Navy SEAL). Y si alguien piensa que es demasiado, que no se asuste, lo mejor de este entrenamiento es que se ajusta a todos. Quienes quieren probar una clase están más que invitados.
Conclusión: No hay excusa para no probar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una apuesta en firme por las artes marciales

Una apuesta en firme por las artes marciales

AIKIDO EN VALENCIA con José María SEVILLEJA 4º DAN AIKIKAI

Una apuesta en firme por las artes marciales

algecirasnoticias.com

Una apuesta en firme por las artes marciales

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: